Un buen microscopio y una preparación adecuada de material biológico o de otro tipo son importantes para aprender a observar bajo este aparato óptico, diferentes estructuras biológicas.

 Existen materiales biológicos que en su estado natural pueden ser analizados con el microscopio óptico, pero en la mayoría de ellos, no son adecuados para realizar su análisis bajo el microscópico directamente. Esto ha llevado a desarrollar técnicas para la preparación de las muestras que permiten transformarlos en materiales con características adecuadas para su observación y análisis.

Durante tu formación académica, realizarás preparaciones en fresco, esto es, sin la necesidad de realizar algún proceso físico o químico que ayude al contraste o a la preservación de la muestra.

Las preparaciones en fresco, cuentan con la desventaja de que la muestra se debe de observar al instante. En microbiología y parasitología se tiene la ventaja de poder observar muestras con este tipo de preparaciones sencillas.